Sábado 2 de Diciembre 2023
RECETA

Prepara un postre diferente y delicioso con esta receta de flan turco: sin huevos y sin horno

Disfruta de una clasica delicia turca con esta receta.

Escrito en ESPECTÁCULOS el

El flan turco es una variante del este postre clásico. Se distingue del tradicional por no llevar huevos y no requerir una cocción en horno. De todas maneras, con esta receta podemos preparar un exquisito postre de textura suave y cremosa.

La base del flan turco lleva leche, azúcar y harina, 3 ingredientes que seguro tienes en la cocina. Para realzar su sabor y añadir un toque exótico, se suele cubrir con una capa generosa de coco rallado y se corona con un poco de dulce de fruta. Esta receta se presenta como una alternativa deliciosa y fácil para disfrutar en cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 500 ml de leche
  • 95 gr de azúcar
  • 40 gr de harina
  • 1 cucharada de manteca
  • Esencia de vainilla
  • Coco rallado
  • Mermelada o dulce de fruta (opcional)

Modo de preparación

En una cacerola vertemos toda la leche y agregamos la azúcar y la harina. Mezclamos bien para integrar los ingredientes y llevamos la cacerola al fuego.

Cocinamos a fuego suave y, sin dejar de remover, esperamos hasta que hierva y espese.

Una vez que la preparación espeso, la retiramos del fuego y añadimos la manteca y un poco de esencia de vainilla. Mezclamos bien para que se disuelvan ambos ingredientes y ya tenemos la mezcla del flan lista.

Para armar los flanes individuales puedes utilizar moldes o tazas pequeñas. Si eliges esta ultima opción tienes que verter un poco de agua caliente en cada una para poder desmoldar mas fácil.

Después de retirar el agua caliente de las tazas, vertemos la mezcla del flan y dejamos entibiar por media hora.

Una vez que estén templados los llevamos a la heladera por 4 horas como mínimo.

Cuando haya pasado el tiempo de refrigeración los desmoldamos despegando los bordes suavemente y después sacudimos sobre un plato para que caiga.

El siguiente paso es cubrirlos completamente con coco rallado. Hay que hacerlo con mucho cuidado porque los flanes tienen una textura muy suave.

Ponemos todos los flanes sobre un plato de presentación y para terminar la receta los decoramos con una cucharadita de mermelada de frambuesas.