Lunes 16 de Enero 2023
SUCULENTAS

Echeveria Raindrops, cuidados de la suculenta gotas de lluvia

Te contamos todo lo que deberás tener en cuenta para que tu suculenta luzca más radiante que nunca.

(Fuente: Succies).
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Sabemos que las suculentas son de las plantas más populares de los últimos tiempos. Esto se debe a que además de ser muy bellas a la vista requieren de muy pocos cuidados. Sin embargo, debes saber que hay muchas más especies de las que crees, las cuales son sumamente diferentes. Un ejemplo de esto es la suculenta gotas de lluvia.

Se trata de una planta híbrida llamada Echeveria Raindrops, la cual se caracteriza por tener pequeños bultos en las hojas que asemejan a las gotas de lluvia, lo cual le otorga un aspecto sumamente exótico. Así que, si estás pensando en añadir una nueva suculenta a tu colección, te recomendamos esta hermosa especie. Si tu intención es que luzca radiante, ten en cuenta los siguientes consejos.

(Fuente: Panorama).

Iluminación

Esta planta requiere de mucha luz, aunque solo 4 o 5 horas de forma directa. El sol debe ser directo durante la mañana, y en verano la luz tiene que ser filtrada durante las horas más cálidas. Si notas que los bordes de las hojas se tornan rosadas, es indicio de una correcta iluminación.  

Riego

Debes tener en cuenta que la maceta este completamente seca para volver a regar. Esta especie agradece que no te excedas con el agua ya que se puede pudrir, por lo cual evita encharcamientos. Siempre riega sobre el sustrato.

(Fuente: Panorama).

Temperatura

Si bien tolera las heladas leves, tienes que protegerla cuando la temperatura descienda los 5° C. Esta suculenta se desarrolla mejor en climas cálidos y secos. Se recomienda una temperatura que ronde los 20° C.

Sustrato

Deberá ser un sustrato drenante y muy mineral. Si es poroso mucho mejor, ya que esto hará que las raíces no estén demasiado húmedas, lo cual podría afectar las raíces.

(Fuente: Pinterest).

Por otra parte, si quieres reproducirlas, tendrás que hacer lo mismo que con cualquier otra suculenta: sacar un esqueje y plantarlo para que puedas tener más suculentas gotas de lluvia. Eso sí, ten cuidado con las plagas porque estas plantas suelen atraer insectos que las deterioran.